miércoles. 10.08.2022

¿Cómo introducir el yogur y el queso en la alimentación infantil en verano?

Si tu bebé se está haciendo mayor, anota cómo introducir el yogur y el queso en su alimentación infantil
Cómo introducir el yogur y el queso en la alimentación infantil en verano
Cómo introducir el yogur y el queso en la alimentación infantil en verano Foto: Freepik

Al igual que ocurre con otros alimentos, debes saber cuándo introducir el yogur y el queso en la alimentación infantil y cuáles son las pautas para ello. 

Según van creciendo, la alimentación infantil cuenta con más alimentos, el yogur y el queso no pueden faltar en su dieta. ¿Cómo introducirlos en verano?

Si te asaltan las dudas, no te preocupes, aquí te contamos todo lo que necesitas sobre cuándo ofrecer el yogur y el queso a los niños.

¿Duermen mal tus hijos en verano? Cambia su hábito con las mejores rutinas

 

Cuándo introducir el yogur en la alimentación infantil

El yogur, alimento que se obtiene de la fermentación de la leche, contiene propiedades nutricionales como el calcio, proteínas y vitamina D.

Pero al igual que ocurre con la leche de vaca, el yogur contiene más proteínas de las que tu bebé necesita

Los "primeros yogures" se pueden tomar a partir de los 6 meses. Estos emplean fórmula de continuación, por lo que son aptos para los bebés de esa edad. 

Lo que no tienes que olvidar es que cuentan con una alta concentración de azúcares, propio de los productos ultraprocesados. 

Ofrecer yogur a los bebés en pequeñas cantidades a partir de los 9 o 10 meses es lo que recomienda la Asociación Española de Pediatría. Aunque si este sigue tomando leche materna, no precisa ningún otro aporte de lácteo. 

Cuando el bebé ya ha cumplido el añito, el yogur más recomendable es el natural. Los yogures de sabores tienen gran cantidad de azúcares añadidos. 

Cómo activar el control parental tu móvil para que tus hijos estén vigilados

 

Cómo introducir el yogur y el queso en la alimentación infantil en verano

Cuándo introducir el queso en la alimentación infantil

Derivado de la leche y con un aporte nutricional similar a esta, el queso es un súper alimento, por su aporte en calcio, proteínas y vitamina D y que contribuyen al crecimiento de los huesos

En el caso del queso, la Asociación Española de Pediatría recomienda ofrecer queso, en pequeñas cantidades, a partir de los 9 o 10 meses. 

Es recomendable empezar por el queso fresco o tierno, siempre en trozos pequeños. Ellos mismos podrán cogerlo con su manos. 

Ya sabes cómo introducir el yogur y el queso en la alimentación infantil, ahora tienes que vigilar su reacción, pues a pesar de que no son alimentos altamente alergénicos, contienen proteínas de la leche

 

Sigue nuestras noticias en:

¿Cómo introducir el yogur y el queso en la alimentación infantil en verano?