sábado. 13.04.2024

Limpiar el polvo debe ser primordial en cualquier hogar, e incluso oficina. Estos residuos, llenos de microorganismos y ácaros, suelen quedarse por mucho tiempo en las superficies. Pero lo peor no es verlos, sino que pueden ocasionar alergias y hasta graves problemas respiratorios.

Por fortuna, existen consejos y trucos que te ayudarán a quitar el polvo por completo. No solo basta con pasar un paño de limpieza o una brocha, es necesario preparar bien las superficies y los objetos. A continuación, te explicamos los detalles. 

  1. Productos para limpiar el polvo en casa
  2. Cómo limpiar el polvo de los muebles y electrodomésticos
  3. Cómo limpiar el polvo de las paredes y persianas
  4. ¿Cuándo hay que limpiar el polvo de casa?
  5. ¿Qué hacer para evitar el polvo en casa?
  6. Consejos para limpiar el polvo de casa

Productos para limpiar el polvo en casa

Artículos de limpieza
Artículos de limpieza

Limpiar polvo resulta más fácil si tienes los productos adecuados para ello. Te dejamos la lista de lo esencial:

  • Plumero de lana: Estos atrapan el polvo de los rincones muy fácilmente 
  • Bayetas o paños de microfibra: Se usan en las superficies más lisas y delicadas 
  • Paños o trapos especiales para polvos: Los venden en muchos lugares, la mayoría son resistentes y los puedes mojar para superficies más duras. 
  • Aspiradora con accesorios: Son los aparatos esenciales para eliminar polvo, vienen con diferentes accesorios como cepillos y extensores para lugares pequeños.

Cómo limpiar el polvo de los muebles y electrodomésticos

Si hay algo que debes aprender es cómo limpiar el polvo de los muebles y electrodomésticos. Son objetos que utilizamos con mucha frecuencia, pero no están exentos de estos organismos. 

Para los muebles: 

Toma un trapo o paño de microfibra, hiédemelo con agua y vinagre blanco. Después pásalo por toda la superficie de manera uniforme. Esto es excelente para quitar el polvo y también desinfectar el espacio. La madera queda muy bien, pero si se trata solo de madera maciza, es mejor utilizar un trapo seco.

Para los electrodomésticos: 

Los electrodomésticos también deben quedar muy limpios, son los que más tocados en el hogar. Utiliza para esto un trapo o bayeta humedecida con agua y jabón, después pasa una seca y verifique que no quede ningún residuo. 

Cómo limpiar el polvo de las paredes y persianas

También hay paredes que tienen mucho polvo acumulado y parece más complicado eliminarlo. Incluso las persianas se llenan de estos organismos y resulta tedioso sacarlo. No obstante, hay trucos básicos para que lo puedas hacer.

Aquí también es necesario que utilices paños de microfibra, algunos secos y otros húmedos. No obstante, si se tratan de persianas grandes, deberás usar un aspirador para eliminar la mayor cantidad de polvo posible, después terminar con un trapo. 

¿Cuándo hay que limpiar el polvo de casa?

Limpiando ventanas
Limpiando ventanas

Lo cierto es que el polvo se puede acumular en cualquier momento y no existe un tiempo determinado para que aparezca. Límpialo a diario, cada semana o cada mes, según tu disponibilidad, pero mientras más frecuente sea, mejor.

Además, cuando hagas limpieza general, trata de eliminarlo de primero, pues son los que tienen las superficies cubiertas. Inicia por las zonas más expuestas y después verifica las cerradas como gavetas y cajones o puertas internas. 

¿Qué hacer para evitar el polvo en casa?

Ya sabemos que el polvo puede llegar de muchas formas. Pero para evitar que se acumule en toda tu casa, más allá de la limpieza, puedes considerar algunas cosas. Primero, evita que tus muebles tengan laca, pues la sustancia hará que se quede pegado.

De igual forma, trata de reducir la mayor cantidad de objetos posibles. Mientras menos cosas estén expuestas, menos cosas tendrás que limpiar. Tampoco tengas tantas alfombras, allí es que se queda resguardado el polvo por mucho tiempo y se necesitan aspiradoras fuertes para sacarlo. 

Consejos para limpiar el polvo de casa

Ahora te daremos una lista de consejos que te ayudarán a eliminar la mayor cantidad de polvo posible. Desde poder prevenirlo, hasta acudir a las zonas más problemáticas. ¡Comencemos! 

Limpiar de forma regular

Mujer con equipo de limpieza
Mujer con equipo de limpieza

Es lógico que si limpias de forma regular, se acumulará menos polvo. No obstante, entendemos que no siempre se tiene tiempo para esto, así que deberás organizarte para mantener las superficies limpiezas.

Establece un horario y un día determinado para hacer limpieza general. No tiene que ser en profundidad todos los días, pero sí tomar 40 minutos de la semana para deshacerte de los microorganismos. 

Mantener limpio las mantas, cojines y cortinas de casa

Esto lo debes hacer muy seguido, las mantas, cojines y cortinas son los lugares favoritos de los ácaros. Trata de lavar con frecuencia cada uno para evitar que se acumule el polvo.

Además, si no estás usando algunos, puedes guardarlos envueltos en plástico para evitar que llegue más polvo hasta ser usado. 

Ventilar la casa

Al momento de limpiar, de igual forma debes abrir ventanas y ventilar tu casa. Pero esto lo debes hacer con mayor frecuencia de lo que crees. Depende de la temporada, puedes hacerlo, al menos, 5 minutos.

También hazlo en todos los espacios, no solo en salas principales. Primero ventila una y después otra. La circulación de aire hace que el polvo se quede menos concentrado, además de aportar frescura al ambiente.

Pasar la aspiradora en casa

Aspiradora
Aspiradora

No podemos olvidarnos de las aspiradoras al momento de quitar polvo. Esto te ayuda a sacar pelos de mascotas, al igual que cualquier partícula sobre superficies lisas y rugosas. Debes usarla con regularidad y ayudar a mantener cada espacio limpio. 

Puedes pasarla por alfombras, camas, muebles de madera, esquinas de paredes, pisos y más. La mayoría viene con accesorios para esto y te permiten hacer una rutina de higiene en profundidad. 

Limpiar antes las zonas altas

Es necesario limpiar primero las zonas altas de la casa, como techos, estanterías y armarios. Al hacerlo, evitas que el polvo y la suciedad caigan sobre las superficies ya limpias, como muebles y suelos. Muchas personas lo olvidan, pero allí se acumula gran cantidad de polvo.

Para esto, utiliza un plumero de mango largo o un paño de microfibra, pero trata de hacerlo con la misma frecuencia que limpias el resto de los espacios.

Fregar el suelo

Tampoco podemos olvidarnos del suelo, este debe tener una especial atención al momento de quitar polvo de tu casa. Primero, puedes utilizar una escoba o aspiradora especial, eso permitirá eliminar todos los residuos, tanto de zonas principales, como debajo de la cama y otros puntos.

También debes fregar con algo húmedo y así evitar que quede algún residuo. Si no se trata de una limpieza general, hazlo a diario, pues son zonas en donde transitan las personas y también están más expuestas a los organismos.

Limpiar el polvo fácil ¡Mejores consejos y trucos para quitar el polvo!