sábado. 13.04.2024

Existen numerosas plantas que se han convertido en excelentes aliadas para nuestra salud. Por esta razón, queremos que conozcas las propiedades del eucalipto, un árbol conocido por su deliciosa fragancia, pero también por aportar diferentes beneficios a nuestro organismo.

En esta guía, exploraremos todo lo relacionado con esta planta, desde su definición general, hasta las populares infusiones de eucalipto. El objetivo es brindarte un mayor conocimiento sobre sus cualidades para que puedas utilizarlo cuando sea necesario. ¡Comencemos! 

  1. ¿Qué es el eucalipto?
  2. Tipos de eucalipto
  3. Propiedades del eucalipto
  4. Cómo usar el eucalipto
  5. Contraindicaciones del eucalipto

¿Qué es el eucalipto?

Rama de eucalipto
Rama de eucalipto

El eucalipto, conocido científicamente como Eucalyptus, es un árbol originario de Australia y Nueva Guinea, que se ha expandido a casi todo el mundo.Este género botánico cuenta con alrededor de 700 especies,entre las más comunes destacan el eucalipto azul y el eucalipto limón.

El eucalipto es popularmente conocido por sus hojas aromáticas que muchas personas utilizan en el hogar para perfumar el aire. No obstante, sus beneficios van más allá de su aroma agradable, y ha adquirido un papel importante en la medicina natural.

Tipos de eucalipto

Antes de entrar de lleno a las propiedades del eucalipto, es importante conocer alguno de los tipos más destacados. Aunque existen alrededor de 700 especies, aquí te presentamos 10 opciones que podrían resultar más accesibles y relevantes:  

  1. Eucalyptus camaldulensis: Conocido popularmente como “Eucalipto rojo”, tiene un gran tamaño y apariencia llamativa. Proviene de Australia y puede alcanzar alturas superiores a los 40 metros de altura. Requiere un ambiente más húmedo para prosperar. 
  2. Eucalyptus citriodorus: También llamado eucalipto aromático o eucalipto limón, ya que sus hojas tienen un olor parecido al cítrico. No es de extrañar que sea uno de los más usados para perfumes o para hacer ramos de eucalipto. También puede superar los 40 metros de altura.
  3. Eucalyptus cladocalyx: Reconocido por su color rosado durante el crecimiento de nuevas hojas, este eucalipto alcanza alturas cercanas a los 30 metros. Entre sus características está el dulzor. 
  4. Eucalyptus coolabah: Es un eucalipto más pequeño, con una altura máxima aproximada de 15 metros. Se identifica por sus flores blancas y crece en casi cualquier lugar. También es famoso por sus propiedades antisépticas. 
  5. Eucalyptus dumosa: Llega a crecer cerca de 10 metros de altura, su tronco es grueso y presenta flores blancas altamente perfumadas.
  6. Eucalyptus globulus: Es popularmente conocido como eucalipto azul y puede alcanzar alturas impresionantes de más de 60 metros. En muchos países lo usan para la producción de madera y también tiene aplicaciones en la medicina natural. 
  7. Eucalyptus incrassata: Con una altura máxima de alrededor de 8 metros, el tronco de este eucalipto es delgado y también es popular en la medicina natural. 
  8. Eucalyptus leucoxylon: Más conocido como eucalipto amarillo, su altura sobrepasa los 15 metros y las flores son muy llamativas, entre colores blancos y fucsia. Además, es fácil de mantener porque no necesita tanta humedad.
  9. Eucalyptus microtheca: Este tipo de eucalipto requiere un mayor suministro de agua para crecer y alcanzar una altura de 15 metros. También se le conoce como coolibah.
  10. Eucalyptus robusta: Su altura promedio es de unos 30 metros. Este tipo de eucalipto es apreciado por la buena madera de su tronco. Cuenta con unas flores blancas. 

Propiedades del eucalipto

Hojas de eucalipto
Hojas de eucalipto

Las propiedades del eucalipto son realmente asombrosas. Esta planta, en todas sus variantes, puede servir como sustituto de algunos medicamentos, o como complemento en diversos tratamientos médicos. A continuación, te presentamos la lista de sus principales beneficios:

  • Alivia los síntomas del resfriado: El eucalipto es un buen aliado para combatir el resfriado común. Ingerirlo o inhalarlo puede mejorar la congestión nasal y la tos, así como mejorar el asma, la bronquitis e incluso la laringitis.
  • Posee propiedades antivirales: Actúa como barrera protectora frente a la entrada de virus al organismo y, en caso de infección, limita su propagación y controla que no se multipliquen.  
  • Beneficios para la diabetes: Estudios han demostrado que el eucalipto puede ser beneficioso como terapia complementaria para pacientes diabéticos, ya que posee propiedades antidiabéticas que ayudan a regular los niveles de glucosa en sangre.
  • Relaja los músculos: Gracias a la presencia de flavonoides, los aceites esenciales de eucalipto se utilizan para relajar músculos, lo que resulta beneficioso en personas mayores, enfermos de artritis y también para deportistas.
  • Buen cicatrizante: Otra de las propiedades del eucalipto es su poder cicatrizante. Al ser antiinflamatorio y antiséptico, ayuda a cerrar las heridas en menos tiempo.
  • Combate infecciones de orina: Sus propiedades también son excelentes para complementar los tratamientos de infecciones de orina, al igual que vaginitis. 
  • Higiene bucal: Algunas personas utilizan el eucalipto para realizar enjuagues bucales, debido a sus propiedades antisépticas y refrescantes.  
  • Beneficios para el cabello: El eucalipto puede ayudar a eliminar la caspa y disminuir la grasa en en el cuero cabelludo. Existen champús con altas concentraciones de eucalipto que también fortalecen las raíces del cabello. 
  • Tratamiento de infecciones cutáneas: Se ha demostrado que el eucalipto es eficaz en el tratamiento de manchas e infecciones en la piel, incluso se añade a cremas especiales para el rostro. 
  • Aromaterapia: Gracias a su agrable aroma, muchos lo utilizan para la aromaterapia. El vapor de eucalipto ayuda a despejar las vías respiratorias y promueve una sensación de bienestar con el ambiente. 

Cómo usar el eucalipto

Ahora que conoces todas las propiedades y beneficios del eucalipto, es el momento de descubrir cómo podemos emplearlo. Existen diversas maneras de utilizarlo, pero aquí te presentamos las tres más viables y conocidas.

Infusión de eucalipto

Infusión
Infusión

Se trata de una de las formas más populares y deliciosas de aprovechar el eucalipto. Es especialmente útil si estás resfriado. Para prepararlo tan solo hierve una taza de agua y agrega una cucharada de hojas de eucalipto seco. Deja reposar durante 5 minutos y luego cuela la infusión. 

Es importante destacar que algunas hojas pueden venir ya trituradas, mientras que otras requerirán que las desmenuces tú antes de agregarlas al agua caliente. 

Vahos de eucalipto

El vapor de eucalipto es excelente para las vías respiratorias, por lo que es un método comúnmente utilizado, a menudo combinado con infusiones como tratamiento contra los resfriados.

Para prepararlos, simplemente hierve hojas de eucalipto enteras en agua durante aproximadamente 5 minutos. Una vez listas, apaga el fuego y acerca tu rostro al vapor para inhalarlo. Es recomendable cubrir la cabeza con una toalla para retener el vapor, pero asegúrate de no acercarte demasiado para evitar quemaduras.

Aceite esencial de eucalipto

Por último, tenemos los aceites esenciales que ofrecen dos formas de uso. En primer lugar, se puede hacer uso tópico para aliviar dolores musculares, como ya hemos mencionado anteriormente. En segundo lugar, también se pueden tomar algunas gotas en agua, siempre y cuando el producto esté preparado específicamente para este propósito y lo indique de manera clara en la etiqueta. 

Sin embargo, lo forma más popular de utilizar el aceite esencial de eucalipto es mediante la aplicación tópica. Se puede frotar en diversas zonas del cuerpo, e incluso combinarlo con otros tipos de aceite. De esta manera, contribuye a mejorar las afecciones respiratorias, alivia los dolores y promueve la relajación.  

Contraindicaciones del eucalipto

Aunque el eucalipto presenta numerosos beneficios, también existen algunas contraindicaciones a tener en cuenta. Al igual que muchas plantas, posee un cierto grado de toxicidad y su consumo excesivo puede resultar perjudicial para la salud. Las infusiones y vapores suelen tener menos efectos perjudiciales, pero en el caso de los aceites se recomienda usarlos con precaución debido a su alta concentración.

Asimismo, se debe evitar el uso del eucalipto en los siguientes casos:

  • Niños muy pequeños (Consultar siempre antes con el pediatra)
  • Mujeres embarazadas
  • Personas alérgicas al aceite de árbol de té
  • Personas con problemas hepáticos o sometidos a tratamientos relacionados

Propiedades del eucalipto ¡Estos son los beneficios de las hojas de eucalipto!