martes. 04.10.2022

Las claves para compatibilizar teletrabajo y niños

Compagina trabajo y familia frente al coronavirus y consigue que tu casa no sea un caos
2020031314160235776
Las claves para compatibilizar teletrabajo y niños

El teletrabajo es una de las medidas tomadas por muchas empresas tras las alertas sanitarias provocadas por la pandemia del COVID-19. 

A esta medida, que parece sencilla a simple vista, se le suma el cierre de centros de enseñanza de todos los niveles, desde guarderías hasta universidades.

Ha llegado el momento de compatibilizar la presencia de los niños en casa con el trabajo.

 

Explícaselo a tus hijos

Antes del COVID-19, tus hijos se entretenían en el colegio, ahora tienen que estar distraídos en casa para evitar que te interrumpan todo el rato. Puedes hacerles entender que no son vacaciones, por lo que puedes ponerles tareas para que no pierdan el ritmo de la escuela. Ellos haciendo deberes y estudiando, y tú teletrabajando.

No te sientas culpable

El coronavirus nos ha forzado a esta situación, así que no te sientas culpable por la desatención que pueden sentir hacia sus hijos. Por eso una de las medidas que podemos tomar es la de realizar una lista de prioridades. Obviamente, el trabajo será lo primero, pero siempre y cuando las necesidades básicas de tus hijos estén plenamente cubiertas. 

Tras finalizar el día, si tienes el sentimiento de culpa, puedes sentirte mejor realizando actividades diferentes y especiales con tus hijos.

Cómo pasar el fin de semana en casa como si fuera un fin de semana

 

Horarios a seguir

Lo recomendable es seguir el mismo horario que mantenías en tu lugar de trabajo antes del coronavirus, aunque debido a la situación que ha provocado, quizás tengas que adaptarlo ligeramente a las necesidades de tus hijos.

Aprovecha mucho más el trabajo cuando ellos estén durmiendo.

Encuentra tu lugar

Escoge una de las estancias de tu casa que sea lo más tranquila posible y en la que puedas estar a puerta cerrada. El lugar que elijas tiene que ayudarte a mantener la concentración.

Esto no implica que tus hijos no vayan a interrumpirte, así que procura no frustrarte y recuerda que en tu jornada laboral también sufres distracciones: llamadas de teléfono, compañeros, peticiones ajenas, etc.

Sobre todo, no te agobies. Puedes aprovechar la situación d para, además de trabajar, pasar mucho más tiempo con tus hijos, conocerles mejor y hacer actividades diarias. Teletrabajar también implica ser flexible. 

Limpieza casa ozono: ¿cómo desinfectar tu casa del virus?

Las claves para compatibilizar teletrabajo y niños