domingo 25/10/20

¡Peludos juntos! Cómo pasear a tu perro sin correa y que camine a tu lado

Pasea a tu perro sin correa y disfruta de los paseos perfectos, caminando uno al lado del otro
¡Peludos juntos! Cómo pasear a tu perro sin correa y que camine a tu lado. Foto Unsplash.
¡Peludos juntos! Cómo pasear a tu perro sin correa y que camine a tu lado. Foto Unsplash.

¿Quieres aprender cómo pasear a tu perro sin correa? Descubre todo lo que necesitas para aprender juntos mediante el refuerzo positivo.

Tirones, ansiedad y cansancio son algunas de las señales que observamos cuando no sabemos cómo hacer que el perro, con o sin correa, camine junto a nosotros.

Este es uno de los problemas a los que se enfrenten habitualmente los dueños de perros. 

 

Consejos para pasear a tu perro sin correa

Así que, si quieres que tu perro disfrute de sus salidas de otra forma, en este artículo de Vida y Casa te mostramos cómo enseñar a un perro a pasear sin correa.

Conocimiento de las órdenes básicas

Para que tu perro pueda caminar a tu lado sin correa y mantenerse obediente debe conocer primero las órdenes básicas, no debe encontrarse en periodo de adiestramiento canino sino que debe haber integrado ya estos conocimientos.

Entre las órdenes que debe conocer están las siguientes:

  • Sentarse
  • Levantarse
  • Detenerse
  • Acudir a tu llamada

aprende a pasear a tu perro sin correa: primero con correa

Entre estas órdenes, la más importante para pasear a tu perro sin correa, es que éste acuda a ti cuando lo llamas por su nombre.

De no ser así, corres el riesgo de que tu mascota se escape y resulte muy difícil que regrese o que puedas encontrarla.

 

Con correa, lo primero

Para enseñar a tu perro a pasear sin correa es importante que esté acostumbrado a dar paseos con la correa. El motivo es muy sencillo, el exterior, al principio, es muy excitable para el perro y puede sentirse muy nervioso.

Por eso, es importante tener en cuenta pasearlo con correa al principio, así evitarás que se escape en un primer momento.

Acude a un parque o lugar seguro y tranquilo

Las primeras veces que decidas pasear a tu perro sin correa, debes hacerlo en un entorno seguro, alejado del tránsito y de posibles distracciones. Así el perro mantendrá la calma y estará pendiente de tus órdenes.

Llévalo con la correa y déjalo ir, pero con la correa puesta. Si tu mascota se ha acostumbrado a pasear con correa, el hecho de continuar sintiendo su peso y textura facilitará la obediencia y la adaptación a esta nueva forma de paseo.

Deja de ejercer control sobre la correa durante periodos cortos, por ejemplo, de 10 minutos, posteriormente, durante el mismo periodo de tiempo déjalo suelto pero ya sin la correa sujeta al collar.

aprende a pasear a tu perro sin correa: amplía el espacio

 

Llamadas y recompensas 

Un perro necesita tu supervisión, sobre todo al principio del aprendizaje, por eso es imprescindible que no pierdas a tu mascota de vista.

Cuando le retires la correa por completo, deja que se distancie de ti y no lo pierdas de vista. Cuando lo llames y regrese a ti, emplea el refuerzo positivo dándole una golosina adecuada.

Es recomendable mantener este sistema durante, al menos, un mes. Posteriormente, y de forma progresiva, este hábito deberá pasar a ser esporádico.

aprende a pasar a tu perro sin correa normas básicas

Amplia el espacio

A medida que tu perro vaya integrando esta nueva forma de salir a pasear, puedes llevarlo a parques más amplios, con más gente y con más perros, siempre y cuando su socialización sea la correcta.

Retírale la correa en entornos seguros, aquellas calles con tránsito o próximas a zonas peligrosas por circulación de vehículos deberán ser evitadas si quieres que tu perro pasee sin sujeción alguna.

 

Sigue nuestras noticias en:

¡Peludos juntos! Cómo pasear a tu perro sin correa y que camine a tu lado
Comentarios