sábado. 13.04.2024

¿Qué son las sillas Montessori para bebés? Características y medidas adecuadas

Una silla Montessori puede ser la solución perfecta para impulsar la autonomía de un niño. Conoce todas sus características y beneficios. 
Silla Montessori
Silla Montessori

Una silla Montessori para bebés es aquella diseñada bajo los principios de la pedagogía de Maria Montessori. También son conocidas como sillas evolutivas y funcionan para dar mayor autonomía a los niños, en especial partiendo desde los primeros tres años de vida.

Los bebés suelen ser muy curiosos con su entorno, pero también necesitan de suficiente ayuda para poder movilizarse y usar los espacios. Este tipo de sillas están orientadas a que el pequeño se sienta cómodo y vaya probando su independencia. A continuación, te explicamos todos los detalles. 

  1. Características de las Sillas Montessori
  2. Medidas de la silla Montessori
  3. ¿Por qué tener una silla Montessori para tu bebé?
  4. Pedagogía Montessori 
  5. ¿Cómo debe ser una silla Montessori? 

Características de las Sillas Montessori

Silla Montessori.
Foto: Amazon
Silla Montessori. Foto: Amazon

Para que conozcas mejor una silla Montessori, te hablaremos de sus diferentes características. Las mismas te ayudan a identificar si se trata de un asiento real de ese tipo, o no es el adecuado para tu hijo. Ten en cuenta lo siguiente: 

  • Su forma: Vienen en forma de cubo, el cual se gira y se usa de diferentes maneras. 
  • Material: Su material siempre es natural, especialmente de pino y que no haga daño al niño. Además, recordemos que ellos pueden llevarse todo a la boca.
  • Adaptable: Es adaptable a las posiciones según la edad del pequeño y su tamaño. Las más bajas son para los niños de 1 año, las más altas para los de dos, tres y cuatro años.
  • Forma del asiento: El asiento es cuadrado, pero sin cojín. 
  • Los lados: Trae respaldos para proteger al niño. También la pueden empujar y sirve de andadera cuando no tienen suficiente estabilidad en el primer año.
  • Color: Suele venir en colores suaves y neutros.
  • Seguridad: Sus esquinas son redondeadas para mayor seguridad con posibles golpes
  • Son resistentes: A pesar de que los pequeños no tienen tanto peso, suelen ser muy resistentes y durar mucho tiempo.
  • Fácil limpieza: Si algo hacen los niños, es ensuciar mientras juegan, pero una silla Montessori es bastante fácil de limpiar. 

Medidas de la silla Montessori

Este tipo de sillas evolutivas tienen unas medidas específicas que deberás comprobar. Son pensadas de esa forma para la comodidad del pequeño, al igual que la adaptabilidad que mencionamos.

  • Alto: 38 cm
  • Ancho: 28 cm 
  • Fondo: 30 cm
  • Adaptabilidad de asiento: Se ajusta a la altura de 12.2 cm y 22 cm según lo necesario para la edad y tamaño del niño.

¿Por qué tener una silla Montessori para tu bebé?

Niña pequeña

En este punto ya debes saber que una silla Montessori o silla evolutiva, puede ser un gran elemento para tu hijo. No obstante, te hablaremos de sus diferentes beneficios para que sepas por qué elegir una.

  • Autonomía: Impulsa la autonomía del niño desde los primeros meses de vida, cerca del año, hasta los tres y cuatro años. Es un mobiliario que les hace desenvolverse en libertad. 
  • Es segura: A diferencia de otras sillas para bebés, esta suele ser firme y segura para que los pequeños se apoyen, lo cual tranquiliza a los padres. Sin contar con que dura por muchos años. 
  • Su tamaño es el justo: Gracias a la adaptabilidad, hace que el asiento sea el justo para que el niño pueda sentarse y pararse sin ayuda.
  • Es ingeniosa: La mayoría de las sillas Montessori se giran y el pequeño podrá sentarse de la manera que más le guste, incluso utilizarla como mesa para comer y jugar. Por eso también se adapta a las edades.

Parece una silla simple a primera vista, pero es un producto pensado en el mejor desarrollo de los niños. Sobre todo, su capacidad de independencia dentro de casa y los espacios donde hace vida. 

Pedagogía Montessori 

La pedagogía Montessori es uno de los enfoques educativos más populares a nivel mundial. Impulsado por la italiana Maria Montessori a inicios del siglo XX, se basa en permitir mayor independencia y autonomía de los niños. No importa que se trate de los primeros meses de vida.

Además, dicho enfoque hace ver la curiosidad natural que tienen los niños. La mayoría de ellos quieren experimentar dentro de su entorno y se les debe dar herramientas adecuadas para que lo hagan de forma segura. En el caso de las sillas Montessori, por ejemplo, son elementos bien diseñados para que hagan actividades comunes y sin ayuda de sus padres. 

Pero existe todo un mobiliario que se puede adecuar a las actividades que hace un niño a diario. Bien sea que el pequeño necesite una silla, un escritorio, una mesa para comer o para jugar, con este enfoque, pueden tener todo a su altura y entender que son capaces de realizar muchas actividades sin problema. 

La libertad es muy importante para que un pequeño crezca de forma segura y pueda desarrollar sus diferentes habilidades cognitivas e intelectuales. Eso lo entiende el método Montessori. Incluso hay colegios que lo adaptan dentro de sus aulas. 

¿Cómo debe ser una silla Montessori? 

Ya hemos descrito sus características generales y hasta beneficios. Por ello debes tener en cuenta cómo deben ser estas sillas e identificarlas fácilmente para que tu hijo las aproveche. 

Las sillas Montessori deben ser cómodas para que el niño quiera sentarse en ella y usarla como espacio seguro. También deben tener respaldos, muchos de ellos con agujeros, para sostenerla, bien sea que quiera pararse y no sepa caminar, o que camine y la quiera mover.

Por otro lado, este tipo de mobiliario se puede ubicar en diferentes espacios. Podrás tenerlo en el cuarto del niño, en su área exclusiva de juegos y hasta llevarlo a otros lugares fuera de su hogar, en caso de ser necesario. Además, no es muy grande, pero sí firme para que no se mueva mientras juega.

También tiene un respaldo en caso de que quiera apoyar la espalda. Esto le permite aprender la correcta postura mientras se divierte o hace alguna actividad. Puede pasar horas dibujando, leyendo, pintando y hasta compartiendo con otros niños sin sentir incomodidad. 

Sin duda, es un elemento que querrán usar y los motiva a aprender a realizar cosas por su cuenta. Cualquier padre, que tenga la oportunidad, debería adquirir uno de estos mobiliarios para que el niño se desenvuelva con mayor agilidad. 

¿Qué son las sillas Montessori para bebés? Características y medidas adecuadas