sábado. 25.05.2024

El virus está cambiado absolutamente todo en nuestro día a día, un nuevo escenario donde besos y abrazos permanecen en cuarentena y dibujan un futuro emocional poco alentador.

En los últimos días, y tras un panorama devastador, se comienza a hablar de una hipotética vuelta a la normalidad, y se nos indica cómo podremos salir a la calle, qué podremos hacer y qué no....en definitiva, la desescalada España está tomando forma.

Pero si lo pensamos bien, algo de lo que nadie habla en esta reconstrucción es de cómo volveremos a la normalidad afectiva, ¿habrá una desescalada emocional? ¿cómo recuperaremos algo tan esencial?

Sexo en casa: así está cambiando la conducta sexual

 

Una experiencia así nos dejará marcados, no hay que olvidar que somos personas de contacto, de abrazarnos, de demostrar el afecto de manera tangible...¿hasta dónde modificaremos nuestros hábitos de conducta por el miedo? 

Relaciones personales tras el virus

Las citas, el sexo y el amor seguirán existiendo, sí, pero a qué precio, una primera cita sin un roce casual, disfrutar sin miedo de la intimidad en pareja o demostrar el amor sin un primer beso...¿ayudarán estos parámetros a esta desescalada emocional?

Los sentimientos seguirán estando ahí, pero ante el contacto y el miedo al contagio, probablemente nos lo pensaremos dos veces, e incluso tres. 

Resolver conflictos en casa: Así es como NO DEBES gestionarlos

 

Un cambio de orientación que modificará nuestra manera de entender las relaciones personales, un cambio verbal que sustituirá besar por hablar, acariciar por mirar y, sobre todo, amar por evitar

El futuro ahora mismo es incierto, vivir el presente nunca antes había sido una premisa tan real, encajar ahí algo tan desequilibrante como son las emociones y nuestra relación con los demás, complica aún más la futura desescalada. 

Citas y amor: estas son las relaciones del futuro