martes. 28.06.2022

¿Por qué deberías imprimir tus fotos?

Los fotógrafos hemos ganado mucho con la tecnología digital, como velocidad, amplias posibilidades de control, mejorado el coste por cada copia.
Sin embargo, también se han perdido otras cosas interesantes: por ejemplo, las fotos se acumulan ahora en los discos duros y es raro que decidamos sacarlas para tenerlas a mano. De hecho, tan solo nos decidimos por la impresión de fotos por una pequeña cantidad de todas las que hacemos.
Seguir imprimiendo las fotos sigue siendo una muy buena idea, y a lo largo de este artículo vamos a ver algunas de las razones más importantes para hacerlo.

<p> Diseño sin título (5) </p>
<p> Diseño sin título (5) </p>

Razones para seguir imprimiendo fotos


1.     Las fotos estarán siempre localizables

Seguro que en más de una ocasión has perdido una imagen o una completa colección porque se han borrado los archivos; podríamos estar hablando de un descuido, o de un disco duro que se ha estropeado.
Sin embargo, es muy raro que alguien tire una foto impresa sin darse cuenta.
Si queremos conservar fotografías especiales, la mejor manera de hacerlo es imprimirlas. Tan solo tendremos que buscarles un buen marco, o colocarlas en un lugar lógico, y podrían llegar a durar de por vida.


2.     Mayor cantidad de detalle

Lo cierto es que en la fotografía digital se puede usar software muy preciso para incrementar la nitidez de las imágenes. Además, a través de pantallas como las de nuestros teléfonos móviles, la nitidez que se consigue no tiene ninguna comparación.
Sin embargo, cuando se aprecia una imagen en papel ocurre algo mágico, y es que podremos tener una mirada más profunda a los diferentes detalles Podremos apreciar mucho mejor ciertos elementos como los tonos de color, el brillo y el contraste, las texturas, etc.
Es una sensación que gustará a cualquier generación.


3.     Mejor conexión con cada imagen

Al tener una imagen impresa vamos a pasar más tiempo con ella que si la tuviéramos tan solo en el teléfono móvil. Las imágenes del teléfono puede que tan solo las veamos una vez y después acaben para siempre en nuestra colección.
Al imprimir las fotografías conseguimos una experiencia diferente que nos transmite mucho más, nos invita a pensar en el contenido, en el día en el que se hizo, en lo que pensábamos en ese momento, en cómo fue hecha (si la hicimos nosotros u otra persona), así como en cualquier otro tipo de detalle.


4.     Mayor tiempo de atención

Una buena foto lo será siempre, con independencia del tipo de formato con el que se haya hecho. Sin embargo, los teléfonos móviles y las redes sociales relacionadas con las imágenes están vinculadas a un periodo muy corto de atención. Así que, por muy buena que sea una imagen, no se apreciará demasiado tiempo a través de dichos elementos.
La cosa es muy diferente si estamos hablando de una foto impresa: en este caso, el tiempo de visualización será más pausado y podremos disfrutar más de la experiencia.
Ahora ya conoces las principales razones para decidirte por la impresión de fotos.

¿Por qué deberías imprimir tus fotos?