sábado. 25.05.2024

Junto a radiadores y estufas, las chimeneas se han presentado como la alternativa más asequible y económica de mantener el calor en un hogar. Sin embargo, el ahorro y eficiencia que presentan las chimeneas han permitido a este recurso aventajar a sus competidores. Por ello, para combatir la llegada del frío, muchos hogares se han puesto manos a la obra para poner a punto sus chimeneas

Entre las diversas ventajas que presenta tener una chimenea, su mantenimiento es uno de los atractivos más interesantes, ya que no requiere de grandes reparaciones ni costes extra. No obstante, si quieres disfrutar del calor de una chimenea en buen estado es necesario tener en cuenta diversos factores que han de ser de calidad, especialmente ante bajadas drásticas de temperaturas. 

En esta línea, las puertas de chimenea son un parámetro de vital importancia, ya que son las encargadas de que el calor no se escape y el ambiente de tu salón o habitación permanezca cálido. Ante la subida del precio de la luz, el montaje de chimeneas insertables es una de las alternativas más interesantes de los últimos meses para disfrutar de un invierno acogedor y asequible a final de mes.

Asimismo, a esta alternativa se suman los inserts o insertables en chimenea, otra opción que está cogiendo mucho peso en nuestro país. Por ello, si estás considerando estrenar tu chimenea en 2023, es fundamental que aprendas cómo instalar insert en chimenea existente en tu vivienda. 

Pero, ¿qué es un insertable y para qué sirve? Si estás interesado en saber más sobre esta estructura, a continuación repasamos los detalles más importantes que engloban a este concepto y la importancia de instalar casettes en una chimenea de obra.

Instalación de insert en chimenea: ¿qué es y cómo se hace?

Se define como insert o insertable a aquel cajón que, aplicado en ladrillo o piedra, gestiona eficazmente el aire cálido procedente de una chimenea. Este concepto va estrechamente vinculado con el término cassette, un recurso muy interesante para mantener la temperatura de salones, habitaciones o viviendas contiguas. 

Pero, entonces, si quiero mantener el calor de mi hogar sin necesitar una gran mano de obra ¿es mejor un insertable o un cassette para mi chimenea?” Esta es una de las preguntas más frecuentes entre usuarios que quieren mantener el calor durante el invierno en sus hogares. Sin embargo, aunque sendos conceptos parezcan mayoritariamente similares, existe un elemento diferencial que permite distinguir uno y otro.

El primero de ellos es su objetivo, ya que el insertable cuenta con ventiladores encargados de direccionar el aire hacia arriba, en sentido ascendente o, técnicamente hablando, a través de una convección forzada. Otro factor que permite distinguir un insertable de un cassette es que el insertable, frecuentemente, está acompañado de una válvula automática para regular la temperatura. 

Asimismo, si hablamos de material, es importante mencionar que el cassette se fabrica a partir de hierro fundido y chapa, ideal para un sistema de calefacción a través de convección natural. De esta manera, y una vez claro el concepto de insertable y cassette, es momento de aprender cómo instalar este recurso en tu chimenea de obra.

¿Cómo puedes instalar insert en tu chimenea?

Si con la llegada del frío estás considerando la instalación de un insert en tu chimenea de obra, debes saber que este proceso es muy sencillo y consta de tres pasos:

    1. Tubos

El primer paso para la instalación es el estudio de las dimensiones de la chimenea original, con el objetivo de mantener una distancia de seguridad que permita a la misma realizar su función de manera eficiente y, además, controlar la salida de humos. Una vez superado este paso, se introducirán uno o dos tramos de tubo en el interior de los conductos, bien aislados.


    2. Insert o cassette

El segundo paso de este proceso es la introducción del cassette o insert en el hueco de la chimenea, y seguidamente, instalar los tubos de forma que alcancen una posición fija y segura en tu chimenea. Además, así garantizamos que el calor seguirá una dirección adecuada y no supondrá el desgaste de la chimenea a largo plazo.


    3. Protección

Como ves, la protección es fundamental para mantener una chimenea en buen estado. Por ese motivo, con el objetivo de proteger el insertable o el cassette, profesionales del sector recomiendan hacer un marco que lo rodee y cubra algún hueco existente. Por último, aunque este proceso se caracteriza por ser uno de los más sencillos en cuanto al ámbito de las chimeneas, debes saber que siempre es recomendable contar con el apoyo de un especialista en la materia.

 

Cómo instalar un insert en una chimenea de obra