viernes 25/6/21

Cómo cuidar tu cuero cabelludo fácilmente durante todo el año

Estos son algunos de los cuidados básicos que debes tener en cuenta para mantener la salud de tu pelo los 365 días del año
 
Cómo cuidar tu cuero cabelludo fácilmente durante todo el año
Cómo cuidar tu cuero cabelludo fácilmente durante todo el año

El cuero cabelludo es la base más importante para lucir un pelo bonito y sano. Estos son algunos consejos para cuidarlo adecuadamente.

Cuando el pelo no está bien, es necesario revisar el cuero cabelludo, es decir, la base del cabello. Ahí podrás encontrar diferentes factores que influyen directamente en la salud capilar, como costras en el cuero cabelludo, sequedad, caspa, etc.

Una melena sana, bonita y brillante es sinónimo de salud, además de ser el deseo de muchas mujeres durante todo el año.

El cuero cabelludo refleja tu estilo de vida. Una mala alimentación, el estrés o la contaminación ambiente son algunos de los agentes que provocan que el pelo se vea triste, sin volumen o debilitado.

Del estado del cuero cabelludo depende, en primer lugar, la salud, y en segundo, la belleza del conjunto de todo el pelo. 

¿Quieres lucir una melena bonita y brillante sin importar la estación del año? Estos son algunos de los consejos que debes seguir para cuidar tu cabello.

Lava el pelo correctamente

Debes de conocer muy bien tu pelo y sus características. ¿Qué tipo de melena tienes? Seca, debilitada, grasa, larga, teñida… son algunos factores de tu pelo a tener en cuenta.

Escoge el champú adecuado y asegúrate de realizar el lavado adecuado. Moja tu cabello en el agua y echa la cantidad necesaria de champú en tus manos. Posteriormente, masajea con las yemas de tus dedos el cuero cabelludo. 

Si tienes una melena larga, no dudes en detenerte unos minutos para lavar los medios y las puntas. 

Una vez hayas realizado todo el proceso, recuerda aclarar con abundante agua y no muy caliente, para intentar no debilitar más el pelo. 

Extremo cuidado con el pelo mojado

Cuando tengas el pelo mojado, extrema las precauciones. El pelo suele debilitarse cuando está húmedo y no es elástico, por lo que tiende a partirse.

Es recomendable no salir de casa con el pelo mojado, sobre todo si hace frío. El pelo sufre mucho más y es más sensible a los cambios bruscos de temperatura. 

Al desenredarlo en mojado, debes tener especial cuidado para no partirlo y ser paciente, sobre todo si se enreda demasiado.

Es recomendable emplear una mascarilla una vez a la semana para hidratarlo y evitar su debilidad. Por otro lado, también puedes emplear un acondicionador después del champú para facilitar el peinado.

Cepillar el pelo antes de lavarlo, facilitará el desenredo y el pelo se partirá menos. 

Cuidado con el estrés

El cuero cabelludo es una de las zonas más sensibles de la melena, sobre todo si se trata de estrés. 

El estrés afecta al cuero cabelludo. Los agobios, la ansiedad o la depresión también repercuten seriamente en la salud capilar. 

¿Cuáles son los efectos? Más caída del pelo, cabello más graso, picor e irritación. 

Evita el exceso de calor

El calor es un potencial enemigo del cuero cabelludo. Los secadores, las planchas o el agua muy caliente repercuten seriamente en él.

Es preferible dejarlo secar al aire libre y, en caso de usar secador, sepáralo unos 10 centímetros de la raíz del pelo y no mantenerlo focalizado en zonas concretas mucho tiempo. 

Recuerda siempre someterlo a temperaturas suaves, aunque tardes un poco más. 


Las coletas no son aliadas

Las coletas mantienen el pelo muy tirante y, al apretarlo con una goma o cualquier otro accesorios, la tirantez causa tensión en la raíz y se debilita el bulbo piloso. 

Es fundamental no abusar de estos peinados si quieres conservar la salud de tu cuero cabelludo. 

Comer bien

La alimentación es la mejor aliada para mantener la salud del cuero cabelludo en perfecto estado. 

Los ultraprocesados, la sal, los fritos o el exceso de azúcar no tienen nada que hacer a la hora de ayudar al cuero cabelludo a fortalecerse, como es el caso de la levadura de cerveza, la frutas, verduras y legumbres. 

Cinco minutos cada noche

Es fundamental dedicar cinco minutos al cuidado del cabello antes de dormir. Cepillarse el pelo antes de acostarse favorece a la circulación de la sangre. 

Además, este cepillado exfolia el cuero cabelludo, elimina los restos de productos y potencia el brillo.

Si tu melena es muy larga, siempre puedes cepillarlo y dormir con una trenza no muy apretada o un recogido. Así no lo pisarás con tu cuerpo mientras duermes, de manera que no darás tirones ni lo romperás.


Estos son algunos de los consejos más básicos para cuidar tu cuero cabelludo. Es importante saber cuáles son las características predominantes de tu melena.

Además, siempre podrás contar con la ayuda de expertos y profesionales que te asesorán en el cuidado correcto de tu cuero cabelludo, ¿a qué esperas?.
 

Cómo cuidar tu cuero cabelludo fácilmente durante todo el año